domingo, 13 de mayo de 2012

Hablo de...

Hablo de un silencio. Hablo de jugar a la imprecisión. Hablo de toda una vida anclada a la espera. Hablo de negar una evidencia. Hablo de frio, de calor, de indiferencia. Hablo de mirar el minutero del reloj una vez más. Hablo de sorprender sin recompensa. Hablo de inseguridad. Hablo sin saber lo que pudieras hablar. Hablo de imaginar, sentir, de dar un paso más...
Hablo, hablo hablo....y no digo nada.
La vida es demasiada corta como para fijarse de lo que digan o hablen de ti. Así que divierte dándoles de que hablar

Quienes hablan mal de ti, probablemente es porque no tienen nada bueno que decir de ellos mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario