viernes, 20 de julio de 2012

No éramos, no fuimos, no seremos....


 Encontré un piano en medio de una pequeña playa, donde no había nadie. Esta sonaba como si un prodigio lo tocara pero nadie rozaba sus yemas con las teclas. Me senté en la estrecha banqueta y deje que mi imaginación  tocara una pequeña pieza donde mostré todo el odio que sentía, pero también recordé todos los buenos momentos que me hizo pasar. Nostálgica le echo de menos, pero orgullosa presiento que eso fue una etapa pasada de mi vida. Pienso que fue como una tormenta que acabo con el desastre y aun así soy feliz en como acabaron las cosas.Todos los días pasaba por aquella playa y el piano seguía allí. Ese viejo instrumento vio llover, incluso nevar, paso largas horas a la dañina luz del sol y vio como poco a poco la marea se lo tragaba.


Realmente es maravilloso cómo unos ojos pueden contener tanto futuro.

Toda sonrisa tímida, siempre guarda un secreto atrevido.
Tengo miedo de que alguien más se de cuenta de lo increíble que eres.
La distancia no hace que el amor fracase, al contrario, lo hace mas fuerte.

2 comentarios: