viernes, 10 de agosto de 2012

mañana puede ser demasiado tarde

Comparte las emociones... puede ser que no 

encuentres el momento adecuado, ni siquiera el 

instante más preciso, pero juega con los 

sentidos y domínalos, la manilla del reloj 

volverá a darte la razón...y quizá, mañana, 

sea demasiado tarde.

No dejemos para mañana las ganas que nos tenemos hoy.

La razón y la realidad callan a la esperanza y la ilusión

Se que cruzarme contigo era el destino, ya que buscando mi camino, encontré huellas de tus zapatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario