martes, 27 de mayo de 2014

Los mejores hábitos de alimentación para una runner novata.

1. No pases hambre. No importa cuántas calorías quieras perder, es importante que no pases hambre y que comas suficiente para poder rendir en el entrenamiento. “Un corredor novato debe ser proactiva con su hambre. El apetito va a ir creciendo a con su nivel de actividad, y no se puede esperar a estar muy hambriento porque se comerá de más, lo mejor es ir comiendo para que el hambre no ataque de golpe”, explica Tara Coleman, nutricionista de San Diego.  
Los corredores novatos cometen el error de eliminar algunos grupos de alimentos o de restringir severamente la ingesta de calorías. Esto puede ser problemático porque los alimentos son fuente de energía que se necesita para el entrenamiento. No hay que eliminar los carbohidratos, sino escoger unos saludables y energéticos.  
2. Aprende cuántas calorías necesitas. Debes consultar a un profesional para saber cuántas calorías necesitas de acuerdo a tu nivel de práctica deportiva. Necesitas calorías suficientes porque el running es una actividad que exige mucha energía en su práctica y luego en la recuperación del músculo.  
3. Come para entrenar. A pesar de tus objetivos de pérdida de peso o de tu entrenamiento, necesitas consumir determinados alimentos para avanzar en tu entrenamiento. Lo que se come antes de entrenar es importante y muy personal en cada deportista, hay quien puede comerse un chuletón y luego correr mientras otros no pueden ni siquiera pensar en la comida antes de entrenar.  
El nivel de actividad determina cuántas calorías debes comer antes y después del entrenamiento. Mientras más corres más energético deberá ser el alimento que escoges para antes y después de correr. Lo que cambia la cantidad de comida que necesitas antes de un entrenamiento es el tiempo que pasarás corriendo. Si vas a comer media hora antes de entrenar, busca un alimento fácil de digerir y que se convierta pronto energía porque la necesitarás para correr. Lo ideal es correr tres o cuatro horas después de comer, y la comida ideal serían carbohidratos saludables y de digestión fácil y rápida.  
4. Come para recuperarte. Los alimentos que escojas para comer después del entrenamiento deben ayudarte a mantenerte fuerte y a recuperarte para el próximo entrenamiento: Pasta, pan arroz o alubias pueden ser ideales para este propósito.  
Ten presente que las comidas de antes y después del entrenamiento dependen de la duración y la intensidad del ejercicio, así como de tu nivel de actividad y tus metas de pérdida de peso.


FUENTE MUJERHOY.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario